Comprender la causa número 1 del divorcio

La razón número uno para el divorcio es la falta de intimidad. Hay dos maneras de ver esto; o la intimidad es buena, o es mala. Si está en un matrimonio comprometido y su cónyuge se niega a tener intimidad con usted, ese es probablemente el mejor momento para hacer cambios y hacer algo sobre la situación antes de que se vuelva irreparable. Si por el contrario eres una persona casada que no ha podido satisfacer sexualmente a tu cónyuge y tu cónyuge insiste en una relación sexual abierta, ese es el momento de actuar. Ambos cónyuges necesitan la pasión que trae la intimidad sexual y la cercanía que proporciona el matrimonio.

la causa numero uno de divorcio

La falta de intimidad es la principal causa de divorcio. Sin embargo, esto no significa que no haya buenas razones para la falta de intimidad. Muchos matrimonios tienen problemas para comenzar y mantener una relación íntima. Estas parejas a menudo sufren varios desafíos. A veces, estos problemas se derivan de experiencias de la infancia o de la falta de habilidades asociadas con la intimidad.

Muchas veces, la causa número uno de divorcio ocurre porque uno o ambos cónyuges no tienen suficiente dinero. Los abogados de divorcio a menudo dicen que la mayoría de las disputas en las parejas se pueden resolver discutiendo los problemas financieros entre los dos socios. Sin embargo, la clave es que la pareja debe tener suficiente dinero para mantener un estilo de vida cómodo.

Otro problema que causan muchos divorcios es el abuso emocional. El abuso emocional es cuando un cónyuge usa la fuerza física o la persuasión emocional para controlar al cónyuge de su amor. Esto se considera una razón muy común para el divorcio. La víctima puede ser abusada físicamente por su cónyuge o puede ser abusada emocionalmente por su cónyuge.

Algunas personas piensan que hacer trampa siempre está mal. Sienten que el matrimonio debería tener un futuro feliz incluso si un cónyuge los engaña. Pero la verdad es que nadie es perfecto y aunque tu cónyuge te haya engañado, todavía hay cosas que puedes hacer para salva tu matrimonio. Es importante saber que la infidelidad no tiene por qué significar el final de su matrimonio. Todavía puedes salvar tu matrimonio, incluso si tu cónyuge te ha engañado.

La tercera razón más común para el divorcio es la infidelidad. La infidelidad ocurre cuando una persona casada se involucra en una relación sexual fuera del matrimonio. Aunque hay personas que creen que la intimidad conyugal es la base de cualquier matrimonio, no siempre tiene por qué ser así. La infidelidad puede ocurrir después de que se haya desarrollado una relación honesta y abierta. En algunos casos, la infidelidad ocurre antes de que se forme un matrimonio. Independientemente del motivo de la infidelidad, el resultado es el mismo; su cónyuge ahora está involucrado en una aventura sexual fuera de su matrimonio.

El problema con la infidelidad es que crea problemas dentro del matrimonio. La infidelidad puede hacer que baje el nivel de intimidad entre los cónyuges y esto puede conducir a la falta de intimidad y pasión en el matrimonio. Debido a la falta de intimidad, la comunicación se resiente y esto eventualmente conducirá al divorcio. Cuando los matrimonios terminan en divorcio debido a la infidelidad, los cónyuges suelen tener problemas de confianza y, a menudo, no pueden volver a confiar en su cónyuge.

A veces, las razones por las que los matrimonios terminan en divorcio no son las razones por las que la gente piensa que lo son. Una de las razones más comunes por las que las parejas se divorcian es porque uno de los cónyuges no estaba dispuesto a hacer el trabajo necesario para mantener vivo el matrimonio. Otras parejas se divorcian porque uno de los cónyuges es bipolar o sufre algún otro problema de salud mental. Cuando las parejas se divorcian, una de las principales razones por las que esto sucede es porque el cónyuge que fue infiel no quiso trabajar en reparar el daño que había hecho al matrimonio. No importa cuál sea la razón, es importante que ambas personas trabajen duro para reparar el daño que se hizo.

¿Cómo puedo hacer que mi cónyuge me quiera de vuelta? – Dos errores secretamente simples pero mortales que nunca deben cometerse en ningún matrimonio

¿Cómo puedo hacer que mi cónyuge me quiera? Esta es la pregunta que se hacen todas las parejas casadas. El matrimonio se ha vuelto demasiado fácil y ves que tu cónyuge simplemente acepta el hecho de que no puede hacer nada con respecto a la relación y es por eso que de vez en cuando sientes que estás perdido y esto es cuando se produce una separación o un divorcio. sería inevitable. ¿Qué se puede hacer para evitar que se produzca esta situación?

como puedo hacer que mi esposo me quiera

Debes tratar de mantener tu cabeza intacta, pase lo que pase. No te rindas fácilmente con tu cónyuge porque creas que es demasiado tarde. Recuerda que aunque tu cónyuge te haya sido infiel en algún momento, no significa que sea perfecto. Siempre debe tener en cuenta que su cónyuge sigue siendo humano y aún puede enamorarse de alguien nuevo. La verdad es que los humanos están programados para querer tener relaciones con aquellos a quienes perciben como 'perfectos' o alguien en quien pueden 'confiar'. Esto no significa que no pueda recuperar a su ex si su cónyuge le ha sido infiel, pero sí significa que puede requerir un poco de trabajo y paciencia.

Una vez que acepte el hecho de que necesita trabajar en cómo puedo hacer que mi cónyuge me desee nuevamente, lo siguiente que debe hacer es poner todas las cartas sobre la mesa y confrontar a su pareja sobre los problemas en su matrimonio. Hable sobre los problemas que ambos sienten causados ​​por la infidelidad. Por ejemplo, ¿notó que su cónyuge se había distanciado después de que usted comenzó a tener una aventura? Esto puede ser una indicación de que su cónyuge ya no lo ama. Si desea que su matrimonio sobreviva, debe comenzar a esforzarse. Esto significa que debe estar dispuesto a comprometerse y hablar sobre los problemas que afectan su matrimonio.

Otra forma de abordar el tema es hacerle saber a tu cónyuge que lo amas y que realmente apreciarías el hecho de que todavía está comprometido contigo y está haciendo todo lo posible para serte fiel. También debe hacerles saber que su cónyuge lo ama y que haría cualquier cosa por usted. El mensaje aquí es que su cónyuge se preocupa por usted, pero para que el matrimonio sobreviva, usted también debe cuidar de él/ella. Su cónyuge se sentirá muy apreciado y cuidado si siente que lo está tratando bien y lo quiere en su vida. Esto crearía un vínculo más estrecho entre usted y su cónyuge y lo vería salvando las apariencias frente a su pareja.

Después de haber dicho y hecho todo esto, la siguiente pregunta que debes hacerte al pensar en cómo puedo hacer que mi cónyuge me quiera de nuevo es si vale la pena salvar tu matrimonio. La razón por la que es importante hacerse esta pregunta es porque si su matrimonio realmente vale la pena salvar, entonces obviamente habría encontrado formas de lidiar con los problemas que mantienen el matrimonio vivo y bien. Por lo tanto, si no vale la pena salvar su matrimonio, entonces es probable que haya sucedido algo dentro del matrimonio que haya causado la ruptura del matrimonio. Si este es el caso, debe asegurarse de que el daño no sea irreparable porque reparar un matrimonio significaría que ambas partes vuelven a estar juntas con la buena intención del otro.

Sin embargo, si vale la pena salvar su matrimonio, hay algunas cosas que puede probar por su cuenta. Una de esas cosas sería tratar de reavivar el romance. Si el romance es lo que ha perdido su matrimonio, entonces sería recomendable que saliera en citas y buscara posibles alternativas en las que usted y su cónyuge puedan tener citas románticas. Tener citas juntos puede ayudar a su matrimonio, ya que mantendría el fuego ardiendo dentro de su matrimonio. También puede fortalecer su relación como pareja.

Otra cosa que puede probar por su cuenta cuando se pregunta "¿cómo puedo hacer que mi cónyuge me quiera de vuelta?" sería jugar duro para conseguirlo. Esto puede sonar extraño, pero es una de las mejores formas de convencer a tu cónyuge de que te quiere de vuelta. Verás, jugar duro para conseguir realmente juega con la naturaleza de las personas. La mayoría de las personas tenderían a ser demasiado amables con sus cónyuges pensando que hacer esto de alguna manera los haría sentir mejor en el matrimonio. Este no es el caso y en realidad puede alejarlos más.

La clave para jugar duro cuando te preguntas "¿cómo puedo hacer que mi cónyuge me quiera de vuelta?" sería aceptar que realmente quieres tu espalda. Si aceptas esto, de alguna manera te hará sentir mejor dentro de tu matrimonio, lo que a su vez empujará a tu cónyuge hacia ti. Sería una situación de ganar-ganar para todos. Solo recuerda que todo siempre comienza con un pensamiento, y esto incluye lograr que tu cónyuge se vuelva a enamorar de ti.